¿Los intereses de las tarjetas de crédito son usurarios?

imagen tarjeta de crédito

El pasado 25 de noviembre de 2015 nuestro Tribunal Supremo dictó la Sentencia núm. 628 /2015 en la que declara como usurario un préstamo concedido a un consumidor por el cuál éste podía realizar disposiciones de dinero mediante llamadas telefónicas o mediante el uso de una tarjeta de crédito.

El tipo de interés remuneratorio fijado en el contrato era del 24,6% TAE, un tipo de interés similar al de un gran número de tarjetas de crédito que se ofrecen en gasolineras, centros comerciales, por teléfono etc.

A simple vista la sentencia se podría ver como esperanzadora para millones de consumidores sobreendeudados por tarjetas de crédito, sin embargo los criterios jurisprudenciales que contiene exigen un estudio de las circunstancias de la operación que impide que podamos extender automáticamente su aplicación.

En este post resumo en 8 puntos los fundamentos del Supremo para considerar dicha operación de crédito como usuraria y por tanto declarar su nulidad como “radical, absoluta, originaria, que no admite convalidación confirmatoria, porque es totalmente insubsanable, ni susceptible de prescripción extintiva”:

  1. El contrato es usurario porque infringe el primer párrafo del artículo 1 de la Ley de 23 de julio de 1908 de Represión de la Usura que establece:
  • “Será nulo todo contrato de préstamo en que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso o en condiciones tales que resulte aquél leonino, habiendo motivos para estimar que ha sido aceptado por el prestatario a causa de su situación angustiosa, de su inexperiencia o de lo limitado de sus facultades mentales.”

 

  1. Dicha Ley es aplicable no sólo a los préstamos sino también a este tipo de productos puesto que su artículo 9 extiende su ámbito a toda “operación sustancialmente equivalente a un préstamo de dinero.”

 

  1. A pesar de que el tipo de interés remuneratorio fijado en el 24,6% TAE constituye el objeto del contrato de préstamo, sí es posible su control si esta clausula no ha sido incorporado con la transparencia que asegure que el consumidor ha contratado: i) comprendiendo la carga onerosa del producto y ii) con la posibilidad de comparar y elegir otra oferta.

 

  1. La ley De Represión de la Usura se configura como un límite a la autonomía negocial del artículo 1255 del Código Civil en los contratos de préstamo y otras operaciones de crédito sustancialmente equivalente.

 

  1. Para que el crédito se considere abusivo sólo basta que se cumpla uno de los dos requisitos del artículo 1.1.:

                – i) Que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado a las circunstancias del caso.

                – ii) Que haya sido aceptado por el prestatario a causa de su situación angustiosa, de su inexperiencia o de lo limitado de sus facultades mentales.

  1. Para determinar si el interés es notablemente superior al normal del dinero debe atenderse no al interés legal sino al interés habitual de dicho producto de acuerdo con las estadísticas que publica el Banco de España.

 

  1. Probado que el interés es notablemente superior al normal del dinero, corresponde a la entidad financiera acreditar que concurren circunstancias excepcionales que puedan justificar la elevación de dicho interés sin que pueda ampararse en que se trata de operaciones de mayor riesgo cuando se ha producido una concesión irresponsable del préstamo sin mínimas comprobaciones.

 

  1. Las consecuencias que el tipo de interés remuneratorio de una tarjeta de crédito se califique como usurario conllevarán la nulidad del mismo con los efectos de que el consumidor sólo tendrá que devolver la suma recibida o incluso pudiera tener derecho a recuperar aquellas cantidades que hubiera pagado de más por intereses y/ o comisiones.

 

Si estás interesado en que examinemos tu caso, estaré encantada de atenderte.

Beatriz Nieto

One comment

  1. AnGe Respuesta

    Buen articulo. Facil de entender, conciso y muy esclarecedor.
    Adelante con su trabajo letrada ; )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *